Cuando lo importante es lo más importante

¡Hola BALIENTES!

Después de un tiempo, en que el que he desaparecido un poco en las Redes Sociales hoy vengo de nuevo con la intención de explicar el motivo de esta desaparición.

Como muchos sabéis estos últimos meses toda la familia hemos viajado a España para tener nuestro segundo hijo Koa.

 

Koa es un nombre hawaiano que significa Valiente y claro no podía ser de otra manera ya que nosotros somos los Balientes. Es un juego de palabras que hemos hecho que junta el valiente con los Bali entes.

 

La decisión de ir a España a tenerlo, no fue fácil ya que tenía muchas implicaciones, como pérdida de foco respecto al proyecto que acabo de lanzar, muchos cambios de entorno que podían afectar a nuestro hijo mayor, un viaje de vuelta con un bebé muy pequeñito… es decir, bastantes variantes. Esto me llevó a escribir un post sobre cómo tomar decisión es difíciles, que si no los has leído te lo dejo aquí.

Como siempre, si no os gusta mucho leer, dale al play y te lo explico paso a paso 🙂

Pero hoy lo que quiero es comentaros  los aprendizajes que he tenido en estos meses... 

Y aquí uno de los grandes aprendizajes de estos meses:

Sentir el amor de la familia y los amigos. 

¿Te has parado a pensar en cuanta gente te quiere?os invito a parar y experimentar el amor de la gente que te rodea…

En estos meses hemos recibido tanto amor de ellas que sólo por verles y disfrutar de ellas nos cruzaríamos el mundo tantas veces como hiciera falta.

Hemos elegido un estilo de vida diferente, viviendo lejos de las familias.

He elegido esta profesión para poder inspirar a personas a vivir la vida que ellos desean, con sus pros y sus contras, pero sobre todo con la Libertad de poder elegir lo que desean hacer.  Y eso es uno de los puntos importante. Uno debe ser feliz con lo que hace y con las decisiones que toma.

 

El segundo aprendizaje es el foco.

Si realmente quieres hacer algo, debes crear el entorno para realizarlo.

En estos meses he aprovechado para ir a diferentes médicos, compartir bonitos momentos con familia y amigos, comer antojos que tenía, hacer recados que aquí en Bali no se pueden conseguir… y claro todo ello me ha robado mucho tiempo y energía.

Si le sumas que la adaptación familiar también lleva su tiempo, no he conseguido tener el foco suficiente para compaginarlo todo.

El tercer aprendizaje ha sido que en compañía todo sale mejor.

En este tiempo he tenido la oportunidad de desvirtualizar clientes con los que llevo tiempo trabajando. Recuerdo que se pusieron los pelos de punta el día que quedé con Andrea, que está montando un proyecto precioso sobre eventos saludables, unos ratos preciosos con Alex y Juano… Además de poder asistir al evento con Alvaro López, mi mentor y sentir una energía increíble de todos los asistentes a Re VIVE.

Montar un proyecto a la distancia y on line. suena muy bonito, pero poder asistir a eventos presenciales para compartir con más personas es super enriquecedor también.

Por último, en este tiempo he pensado mucho en cómo quiero seguir avanzando, como voy a poder seguir ayudando a personas a conseguir sus metas y vuelvo muchas ideas y proyectos para comenzar  en breve.

 

Así que quiero aprovechar para haceros una pregunta:

 

¿Estarías dispuesto a dedicarte una hora a la semana durante el mes de Agosto para preparar este septiembre en lugar de ser la depresión post vacacional, sea ilusión total?

 

En breve os comentaré más sobre este proyecto, pero si tenéis alguna duda, hacédmelo saber!

Un abrazo,

Chema (Un Baliente)

(Visited 111 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *