Convirtamos nuestras excusas en razones. (5/10)

¡Hola BALIENTES!

Ya estoy aquí una semana más, explicando de la manera más sencilla que puedo en qué consisten los principios de una mentalidad de éxito, Una mentalidad que os permita conseguir todo aquello que os propongáis.

Estoy seguro de que si estáis aplicando los 4 primeros principios que ya hemos explicado, si los habéis asimilado estaréis consiguiendo resultados reales.

También soy consciente de la teoría es muy fácil y en cambio a la hora de pasarlo a la práctica cuesta más. Pero como todo en la vida es cuestión de práctica. Cuanto más consciente estés de las cosas que te bloquean, cuanto más practiques los principios de la mentalidad valiente, menos te costará ir avanzando.

Hasta ahora nos hemos centrado en forma en la que debemos pensar para poder crear resultados, en modificar nuestros pensamientos, que como siempre decimos, son los que nos llevan a los sentimientos y no llevan a realizar acciones son las únicas responsables de nuestros resultados.

Pero, ¿por qué muchas veces no conseguimos accionar? Porque la mente nos crea malas pasadas. Nuestra mente no le gusta el miedo, y nos protege de hacer las cosas de diferente manera.

Por eso, el principio número 5 de la Mentalidad Baliente habla de cómo debemos reprogramar nuestras creencias para hacer que las llevemos a la acción.

CONVIRTAMOS LAS EXCUSAS EN RAZONES

No te pierdas el vídeo donde lo explico. 

¿Cómo convertimos nuestros frenos en impulsos? A base de cambiar el lenguaje con el que hablamos a nuestra mente.

 Tienes que decirte que puedes conseguir lo que te propongas porque quiero y quiero porque me dijiste que no podía cambiar esas excusas en razones.

  • Si por ejemplo crees que eres demasiado viejo para hacer algo porque yo soy viejo, voy a demostrar que puedo hacerlo, sólo por ese mismo motivo. Si crees que eres demasiado joven porque soy demasiado joven, voy a demostrar que puedo hacerlo porque soy joven.
  • Una mujer, no puede hacerlo eso porque soy mujer. Pues porque es mujer lo voy a hacer.

Tenemos que convertir nuestras excusas en realidad.  Porque no tienen tiempo. No, no puedo. Pues lo saco.

  • No soy capaz de emprender, pues me digo debo crear un negocio para poder encontrar el tiempo para estar con mi familia tan pronto como empiece a trabajar.

Este ejercicio, es de los que más cuesta de realizar, pero será la base de evitar la procastinación, y pasar a la acción. Recoradad que sólo cuando tenemos resultados, podremos evaluarlos para poder cambiar las acciones.

¿Qué os parece este ejercicio Balientes? Os animo a que me expliquéis qué resultados os está dando y estaré encantado de saber si os puedo ayudar con esos bloqueos que no te están permitiendo llegar a conseguir tus metas.

Un abrazo balientes, nos vemos la semana que viene con un nuevo vídeo de Mentalidad Baliente.

(Visited 70 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *