Tienes derecho a tener un día de MIERDA.

¡Hola BALIENTES!

Cada día me veis hablando de actitud positiva, de mentalidad Baliente, de ser responsable de nuestros pensamientos, que son los que nos llevan a nuestros sentimientos, que son los que nos hacen realizar acciones y estas acciones son las que traen los resultados que deseamos… y lo pienso firmemente.

Ahora bien, NO SOMOS MÁQUINAS

Somos personas, con emociones y sentimientos.

Y sí, todos tenemos días enormes, días perfectos, días regulares y días de mierda.

Hay días que cuando te levantas, todo sale al revés de lo que tus expectativas habían creado. No llegas tiempo a hacer todo lo que te proponías, estás de mal humor, intentas avanzar y no te concentras…

Te afectan más las palabras de los demás, te cuesta tomar decisiones  todo lo que haces te sale al revés… son esos días en los que simplemente no estás inspirado.

Déjame decirte una cosa:

TIENES DERECHO A TENER UN DÍA DE MIERDA.

Cuando tengas estos días, tratándose de un día aislado, lo normal es que tengan origen en la falta de descanso, bien sea por un esfuerzo continuado durante un periodo de tiempo. O también por falta de sueño (doy fe de ello al ser padre de dos niños pequeños). La alimentación también es importante, si comes equilibrado, suficientes frutas y verduras o si estás bebiendo suficiente agua, son factores que pueden afectar a tu rendimiento diario.

Mi recomendación para un día de mierda es en primer lugar, asumir que ese día no es tu día. Entender que ese día será diferente a los normales por lo tanto moderar tu comunicación para evitar herir o molestar a personas cercanas.

Mi primer instinto en estos días es el de seguir intentando seguir con la planificación, intentar conseguir tus metas diarias. Muchos días con la simple actividad normal, podemos dar la vuelta a la situación, ya que la actividad puede afectar a nuestras emociones.

Cómo decía Pablo Picasso: La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando. 

Hay compromisos que no se pueden evitar, reuniones importantes que no se pueden suspender, ahí lo importante es prestar especial atención y realizarlo de la mejor manera posible.

Ahora bien, en mi caso, si no consigo escribir, o realizar los videos que tengo planificados, si no estoy realizar las tareas que quiero, entonces lo que te sugiero es que te dediques a tareas más mecánicas, menos creativas.

Quiero remarcar, que estos consejos son válidos siempre y cuando se traten de días aislados. Si estos días se convierten en habituales y tu rendimiento en general ya no está siendo el óptimo, entonces si que hay que revisar de manera más detallada si está habiendo algún bloqueo que no te está permitiendo conseguir lo te que te propones

Ahora me gustaría saber, ¿Qué haces tú cuando tienes un día de mierda?

Me encantará leerte.

 

Un abrazo Baliente

(Visited 177 times, 1 visits today)

2 Comments

  1. Vale 14 noviembre, 2019 at 3:08 pm

    Chemaquerido! Me encanto tu post.. Habla realmente de este aceptar estar siendo en el aqui y ahora tal como ES, sin ponerle etiquetas de mierda o de gozo total. Mi actitud hoy a raiz de mi experiencia personal es GRACIAS DIOS por este dia; gratitud total pq a todo lo veo como OPORTUNIDAD. Algo viene a enseñarme este dia; tanto grandioso como de mierda!
    Gracias a vos por ayudar a ver que la MIERDA puede tener olor a rosa!

    Reply
    1. Chema Gete 15 noviembre, 2019 at 5:09 am

      Gracias Vale! eso es! debemos respetarnos en los buenos y en los no tan buenos momentos. Aprender de ellos, coger fuerza y siempre mejorar!
      Un abrazo enorme!

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *